La esperanza del sector privado

Este 1 de julio inicia el tercer año de gestión de la administración gubernamental y, con ello, el tercer trimestre 2016, ocasión que amerita el planteamiento de las expectativas que tiene el sector privado frente a un país donde se levantan voces de preocupación por la disminución en el ritmo de crecimiento y el incremento de la tasa de desempleo.

El sector privado es el motor indiscutible de la economía y genera puestos de trabajo, razón suficiente para rectificar iniciativas que crean incertidumbre y ponen en riesgo la seguridad jurídica de las inversiones y la libre competencia, tales como: la burocracia estatal que ha mermado la aprobación de permisos de construcción y otros trámites con el Estado; la paralización de proyectos públicos y privados tales como la Cadena de Frío, Barro Blanco, por ejemplo; y la medida de control de precios, entre otros.

Asimismo, apelamos a que se redoblen esfuerzos en las acciones emprendidas para defender la imagen del país y ser proactivos en la adopción de estándares de transparencia y cooperación que renueven nuestra plataforma de servicios.

La seguridad jurídica es susceptible a los cambios y necesita acciones que le generen confianza. Por ello, consideramos necesario que se realicen mayores acercamientos con los tomadores de decisiones y líderes de opinión dispuestos a arriesgar capitales, invirtiendo en Panamá, de manera que logremos que los capitales fluyan.

Si bien, las perspectivas económicas para este año son positivas, es innegable que muchos indicadores han disminuido su ritmo, impactando las cifras de crecimiento proyectadas, mostrando desaceleración en las últimas mediciones en los sectores construcción, comercio, turismo, industria, por mencionar algunos. Frente a esta disminución, solicitamos a las autoridades asumir el reto que esto plantea, impulsando su desempeño coordinadamente y con premura.

A futuro, el Canal Ampliado tendrá un impacto positivo en la economía local y generará mayores aportes financieros, los cuales deben ser bien invertidos en temas de Estado como educación, infraestructuras generan cambios en la calidad de vida de los panameños, así como la búsqueda de eficiencia y modernización del Estado, por numerar algunos. Insistimos en que el Canal no es la caja menuda de los gobiernos.

Es impostergable que se emprendan acciones contundentes que generen cambios genuinos y planteen soluciones a largo plazo en los temas de prioridad nacional. Los indicadores de pobreza, desigualdad e informalidad no mejoran de manera sostenible con acciones paternalistas y subsidios que representan una carga pesada para el Estado, sino con la modernización de la educación en todos sus niveles, enfocando mayores recursos en la atención integral a la primera infancia. Este es el tema que requiere toda la atención de nuestra sociedad para solventar las décadas de atraso que mantiene, producto del secuestro del sistema.

Aprovechemos la coyuntura para rescatar, juntos como país, las mejores ideas y ponerlas en acción de inmediato para impulsar el desarrollo económico y alcanzar el bienestar social.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: