Impuestos nacionales vs municipales

JAVIER SAID ACUÑA*
economia@prensa.com

opinión. En la actual administración se han aprobado varias leyes que contienen ajustes o reformas de carácter fiscal, un rasgo importante de éstas lo constituye la reducción de las tasas en el impuesto sobre la renta para personas naturales y jurídicas, y un alza en los impuestos que gravan el consumo.

Lo antes señalado según la teoría tributaria tiene su fundamento en que cuando se obtiene renta si se grava de manera importante al contribuyente no le queda mayor opción que soportar la carga tributaria, mientras que cuando se produce una manifestación de riqueza a través del consumo, esto suele ser más opcional, en función de que las personas pueden elegir cuánto o qué consumen o no.

Recientemente, el Municipio de Panamá aprobó el Acuerdo Municipal 162 de 7 de diciembre 2010, el cual introduce importantes modificaciones al régimen impositivo municipal al llevarlo a gravar mediante porcentajes o alícuotas sin límite alguno. Como es de conocimiento público, parte de este Acuerdo 162 fue suspendido por la Sala Tercera de la Corte.

En igual medida, a nivel del Consejo Municipal se ha presentado un proyecto de acuerdo que propone la derogación del mismo, regresando al sistema de topes con algunas propuestas de modificación de los mismos.

La facultad de establecer impuestos del Estado es originaria, por su condición soberana, encontrando los límites contenidos en la Constitución Nacional, mientras que la del Municipio es derivada, encontrando algunas limitaciones, entre ellas, el mismo no puede gravar con impuestos lo que ya ha sido gravado por la Nación y debe ejercer su facultad de establecer tributos dentro de los límites que le permite la Ley.

Los impuestos que establece un municipio deben guardar relación con el modelo de desarrollo económico del país, ya que caso contrario, podría colisionar con las políticas o directrices que haya trazado el Estado, para un determinado sector, al gravar en exceso una determinada actividad.

Nuestro país con una economía abierta de servicios, ha estructurado su desarrollo económico en una tributación con tasas moderadas, con incentivos para atraer la inversión extranjera, la cual requiere de reglas del juego claras y seguridad jurídica a sus inversiones. De esta manera se seguirá generando empleo y desarrollo social para el beneficio de las grandes mayorías.

*Presidente de la Comisión de Finanzas Públicas e Impuestos de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá


prensa.com Panamá – Economía y Negocios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: