Efectos del Acuerdo Municipal N° 162 de 07 de diciembre de 2010

Esta semana, convocamos a una Asamblea General Extraordinaria en la que invitamos al Alcalde del Distrito de Panamá, Bosco Ricardo Vallarino, a brindar explicaciones sobre el cambio radical en el sistema tributario municipal y una hoja de ruta sobre las obras que pretende realizar con el alza de los impuestos, al igual que una evaluación de la propuesta de aumento tributario.

Igualmente esperábamos nos ilustrara sobre el trabajo, proyecciones, resultados y ejecutoria que ha realizado el Municipio de Panamá con los fondos que actualmente recauda  a través de las actuales fuentes de ingreso.

Luego de una extensa presentación, el Alcalde en una falta de cortesía y de respeto a nuestra membrecía se retiró sin explicaciones y sin responder los necesarios cuestionamientos del sector privado ante esta inconsulta alza de los impuestos, por lo que nuestra Institución ha elevado su solicitud de derogación al Consejo Municipal Capitalino, como ente legislativo del Distrito de Panamá.

Lo que se buscaba en esta Asamblea General Extraordinaria era establecer puentes de comunicación con la máxima autoridad del Distrito de Panamá, quien es el que debe dar las explicaciones del caso. Es inaceptable que luego de un Acuerdo Municipal con cambios tan radicales, el Alcalde no haya tenido el tiempo de brindar explicaciones. En nuestro gremio nos caracterizamos por dialogar y consensuar; sin embargo, nos están llevando a una situación extrema, donde tendremos que evaluar junto a nuestra membrecía en pleno las opciones legales o hasta considerar, dejar de pagar impuestos municipales.

Nuestra oposición a estos impuestos radica en que, esto conllevará un incremento adicional en el costo de la vida de todos los panameños; ya que el aumento es tan desmedido que el comerciante no tendrá la posibilidad de absorberlos en sus costos.  Esto causará un aumento en cascada, al ser un impuesto causado en cada facturación, incluyendo las ventas de alimentos, medicinas y otros productos o servicios que no pagan  impuestos sobre la venta.

El aumento que se hace a distintos sectores económicos es desmedido y desproporcional llegando a representar en algunos casos hasta más del 3,000 por ciento; lo que pudiese llevar a muchas empresas a considerar cambios drásticos en sus operaciones, la posibilidad de emigrar a otro distrito, o peor aún la reducción de personal o cierre de empresas.

 Alzamos nuestra voz a las autoridades municipales a que recapaciten y midan las consecuencias de sus acciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: