Expocomer, una nota positiva

20 marzo 2017

Este miércoles inicia la trigésima quinta versión de Expocomer, la exposición insignia de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá que se ha convertido en un evento país, pues nos reviste año tras año como el hub de negocios por excelencia, a la vez que se consolida nuestro rol como un cálido anfitrión.

En esta ocasión, recibiremos a empresas y representantes de América, Europa, Asia y África, todos, ávidos por crear nuevos vínculos, reforzar los actuales, hacer negocios y presentar innovaciones a compradores y visitantes.

Expocomer 2017 se realiza exitosamente en un escenario de desaceleración económica mundial, pero con proyecciones de crecimiento positivo para Latinoamérica. Al tiempo, algunos países de la región se preparan para tomar ventaja de las posibles variaciones en su relación comercial con los Estados Unidos, frente a cambios en las políticas económicas de la nación norteamericana, luego del cambio de su administración gubernamental.

Entretanto, varios países trabajamos por superar desafíos en materia institucional. A la complejidad del escenario político de unas naciones, se le suman los escándalos por corrupción que no son exclusivos de Panamá. Lo anterior amerita que nos fortalezcamos como bloque, intercambiemos experiencias y promovamos iniciativas que impulsen los negocios. Para ello, el orador de fondo del acto inaugural de Expocomer, trae un mensaje importante para la promoción de los valores y la actuación de las autoridades gubernamentales.

Una vez más, “La vitrina del comercio mundial” demuestra que, ante cualquier circunstancia local e internacional, es el punto de encuentro ideal para inversionistas y, más allá de la cuantiosa derrama económica que produce, aporta a los objetivos de posicionamiento y desarrollo del país.

Jorge García Icaza

Presidente CCIAP

Misión: salvar el país

13 marzo 2017

Cierto es que no es la primera vez que se presentan escándalos en el hemiciclo legislativo, sin embargo, aprovechando que tenemos un país que reclama justicia y un alto a la impunidad, agobiado por tanto sobresalto, debemos exigir cambios trascendentales que pongan fin a esta situación.

Somos de la opinión que un porcentaje de los diputados debe ser provinciales o nacionales como se ha propuesto, en lugar de ser electos por circuito como es en la actualidad. Solicitamos que se realicen las reformas necesarias para que la Asamblea Nacional no pueda realizar donaciones y exigimos que las necesidades básicas de la ciudadanía, sean atendidas por las autoridades competentes. De esta manera, evitamos que se involucre el clientelismo entre las funciones, que deben ser exclusivamente legislar para todo el país. ¡Pongamos fin al clientelismo!

Hacemos un llamado al Órgano Judicial y la Contraloría General de la República a que, de una vez por todas, inicien procesos independientes de investigación y auditoría de los actos de corrupción que se han reportado por falencias en los procesos, empañando nuevamente la imagen de Panamá y debilitando la confianza que tiene la ciudadanía en la política.

Estamos convencidos de que, sin minimizar la gravedad del despilfarro revelado, no podemos permitir que esto distraiga la atención de las investigaciones que se adelantan por delitos contra la administración en los macro proyectos de infraestructura, las cuales se deben llevar hasta las últimas consecuencias, a fin de adecentar el país y enviar un mensaje claro de que en Panamá no permitimos que se roben los dineros del pueblo.

En este sentido, las instituciones llamadas a emprender esta heroica misión, deben concentrar sus esfuerzos en cumplir las funciones que ordenan nuestras normativas, para no poner en riesgo la paz social en Panamá. La Contraloría debe realizar, a la brevedad posible, las auditorías a proyectos como la Cinta Costera 1, 2 y 3, las Líneas 1 y 2 del Metro, la renovación de Curundú y Colón, entre otros ya seleccionados, que permitan al Ministerio Público hacer su trabajo.

Por otra parte, urgimos a la Asamblea Nacional a debatir y aprobar las Reformas al Código Electoral y las modificaciones a la Ley que regula la Contratación Pública, hitos importantes en la lucha contra la corrupción. No obstante, completar estas tareas será un esfuerzo en vano, si los ciudadanos honestos, determinados, verticales, con fuertes principios cívicos y morales no participan en el servicio público para lograr un verdadero cambio.

Educación, año decisivo

6 marzo 2017

El inicio de un nuevo calendario escolar, es obligatorio momento de reflexión. Sin embargo, esta introspección no debe limitarse a metas a corto plazo, como disminuir en este periodo la deserción escolar, el porcentaje de fracasos, entre otros indicadores puntuales, que, si bien son necesarios, no atienden la situación de raíz.

Por más de tres décadas, hemos puesto pausa el futuro de nuestra niñez y juventud, al no entregarle las herramientas cónsonas con las oportunidades que presenta el mercado. Es inconcebible que temas como emprendimiento, innovación, tecnología de punta y las novedades de algunas aplicaciones, llaman la atención ciudadana diariamente, mientras en nuestro país aún se debate sobre la modernización de materias y el mantenimiento de la infraestructura escolar. Más lamentable, es que continúe el rechazo a las mediciones de la calidad educativa y las evaluaciones que justifiquen los ajustes salariales que merecen quienes imparten clases a los próximos líderes del país.

Reiteramos que, siendo el 2017 el último año antes de que comience la efervescencia electoral, se agotan las posibilidades de emprender cambios trascendentales que permitan la atención del tema educativo con visión de Estado, liderada por un ente independiente y autónomo. De no aprovechar esta ventana, corremos el riesgo de volver al círculo vicioso donde se pone pausa a los proyectos hasta las próximas elecciones, e inicie una nueva administración que presenta nuevas propuestas y descarta los avances logrados por el gobierno anterior.

Por esta razón, hacemos un llamado enérgico a las autoridades, sector privado y académico, gremios magisteriales, directores y educadores, padres de familia, a concentrar nuestros esfuerzos en una meta: lograr que en 10 años estemos entre los primeros puestos de la región en materia educativa.

#RespetaMiFuturo

20 febrero 2017

Para separarnos de los constantes sobresaltos que se presentan en nuestro país desde hace varios años, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá decidió emprender una iniciativa positiva que busca unir, sin distinción, a todo el país: gremios, asociaciones cívicas, medios de comunicación, empresas, instituciones públicas, sociedad civil y a cada ciudadano con el único propósito de rescatar los valores cívicos y principios éticos y morales.

Con este propósito de unidad, lanzamos la campaña #RespetaMiFuturo, a través de la cual emprendimos una batalla contra la doble moral, señalando aquellas situaciones que son vistas como cotidianas por algunos, pero que no son dignas de imitar para las futuras generaciones.

Apelamos a que todos seamos conscientes de nuestro actuar, en público y en privado, para que sea cónsono con lo que predicamos y exigimos de los demás, especialmente de la niñez y la juventud. Tengamos presente en cada momento que estamos educando a los dueños del futuro del país y las herramientas que les demos hoy, son las que utilizarán para construir el mañana.

De manera ejemplar, estamos dando pasos en la dirección correcta para castigar los delitos contra la administración pública y adecentar el país que dejaremos en herencia. Sin embargo, también nos corresponde procurarles educación de calidad e inculcarles vocación cívica, compromiso con el devenir nacional y respeto a los principios sobre los que se cimienta una sociedad libre de injusticias.

Estamos convencidos que, si existe respeto al prójimo, a la vida, a las leyes y a la naturaleza, existirá el Panamá que soñamos.

Lucha anticorrupción férrea pero responsable

10 febrero 2017

La crisis institucional que atraviesa nuestro país se agudiza día tras día y continuará así conforme avancen las necesarias investigaciones y se conozca nueva información. Por esta razón, nos urge reiterar el llamado a la prudencia. Panamá ha iniciado una cruzada contra la corrupción y la impunidad, pero debemos ser muy responsables para que nuestras actuaciones no terminen de demoler la institucionalidad del país.

El panorama que vivimos es muy peligroso. Estamos ante un escenario de hastío total en el que nadie confía en nadie. No podemos permitir que esta situación sea aprovechada por oportunistas que anteponen sus intereses personales y políticos por encima del interés común: adecentar el país, fortalecer la institucionalidad y lograr un verdadero Estado de Derecho, que nos de las condiciones para continuar un ritmo de crecimiento sano en pro de todos los panameños.

Como lo hemos advertido anteriormente, no debemos arar el camino para que falsos caudillos pretendan apoderarse del poder público, con doctrinas que han fracasado en otros países, destruyendo la democracia que tanto nos costó recuperar.

La Cámara de Comercio de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá estará vigilante de todos los acontecimientos en la medida que se vayan dando y haremos sentir nuestra voz teniendo como norte siempre los mejores intereses de Panamá.

Con el propósito de fortalecer nuestras instituciones, reiteramos la necesidad de atender los asuntos que hemos venido señalando como parte del plan de acción en esta lucha anticorrupción, los cuales, considerando los últimos acontecimientos, se hacen aún más evidentes:

  • Aprobar las reformas al Código Electoral ya presentadas, especialmente en el tema de financiamientos de las campañas, el manejo de estos fondos, y la transparencia de los donantes.
  • Incorporar mecanismos de delación (incluidos dentro del proyecto de Ley 245) que resuelvan, de la misma manera que sucede en el sistema penal acusatorio, los casos que se inicien bajo el sistema inquisitivo que empantanan la justicia.
  • Retomar la reforma a la Ley de contratación Pública para fortalecerla y evitar que se repitan situaciones como la que vivimos hoy.
  • Iniciar el diálogo para realizar cambios constitucionales puntuales, como el proceso de selección de Magistrados para lograr la completa independencia del Órgano Judicial, y transformaciones a la Asamblea Nacional, como la introducción de los diputados nacionales.
  • Dotar al Ministerio Público y demás entidades competentes, de recursos cónsonos a la complejidad de las investigaciones; entre otros.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá reitera su rechazo a todo delito contra la administración pública, exige castigos ejemplares para quienes asaltaron el erario público y reafirma su compromiso con el país en esta lucha contra la corrupción y la impunidad, atentos a los resultados de las investigaciones.

Jorge García Icaza

Presidente CCIAP

Responsabilidad recae en el legislativo

6 febrero 2017

Han transcurrido 6 semanas completas desde que la confesión internacional de la entrega de sobornos del mayor escándalo de corrupción hasta ahora conocido en Panamá, las investigaciones y sus consecuencias acaparan la opinión pública del país.

A nuestro juicio, adecentar el país es inminente para romper el círculo vicioso que frena nuestro desarrollo, pues los dineros que son hurtados al erario, son aquellos que dejan de invertirse en la mejora de la educación, abastecimiento de agua potable y sanidad básica, seguridad ciudadana, entre otros.

Vemos con preocupación que la mayor parte de las iniciativas enfocadas a fortalecer la transparencia y luchar contra la impunidad, se encuentran en manos de un Órgano Legislativo polarizado, que dilata el debate de proyectos como las Reformas Electorales ya presentadas.

Consideramos imprescindible que se realice un debate de altura sobre el proyecto de Ley 245, a fin de incorporar al sistema inquisitivo mixto los mecanismos de negociación mediante acuerdos de pena, tales como los que están vigentes desde el 2011 en el sistema penal acusatorio. Esto, permitiría que se simplifique el proceso y se brinde celeridad a los casos cuya investigación inició en el sistema anterior.

Es inconcebible que el proyecto de ley que modifica la norma vigente para la contratación pública continúe engavetado desde que retornó con objeciones al hemiciclo en junio pasado. Sobre este, reiteramos la necesidad de incluir instrumentos de inhabilitación a empresas que hayan sido condenadas local o internacionalmente por delitos de blanqueo de capitales o corrupción.

Llamamos la atención a que el traslado de la partida que permitirá mayor presupuesto al Ministerio Público para la contratación de personal y equipo acorde a la complejidad de las investigaciones, también quedará pronto en manos de la Asamblea, por lo que se hace necesario que actúen, conscientes de la enorme responsabilidad que hoy recae sobre este Órgano, con prontitud y en virtud de los verdaderos intereses de la Nación.

Panamá no tolera la corrupción

30 enero 2017

Las continuas revelaciones de información sobre corrupción en Panamá son motivo de indignación para los panameños honrados que hemos aprovechado foros, avenidas, medios de comunicación, redes sociales, y otros espacios, para manifestar nuestro rechazo a la impunidad.

Estamos convencidos de que debemos ejercer presión y exigir rendición de cuentas, pero insistimos en que estos reclamos no deben terminar de debilitar el sistema, la institucionalidad y el desarrollo del país.

Por lo anterior, instamos al Ministerio Público y demás autoridades de justicia, a mantener abiertos los canales de comunicación, en la medida que la confidencialidad les permite, para notificar los avances de las investigaciones, a fin de evitar especulaciones y falsas conclusiones.

En esta cruzada que ha emprendido el país contra la corrupción, no nos limitemos a atacar las actuaciones de una persona, una empresa o un gobierno, reflexionemos y hagamos un acto de contrición y empecemos a promover los valores cívicos y principios éticos y morales con el ejemplo.

Reiteramos nuestro rechazo a todo delito contra la administración pública, exigimos castigos ejemplares para quienes asaltaron el erario público y proponemos que, entre las iniciativas dirigidas a combatir expresamente la corrupción, se establezcan:
• la incorporación de mecanismos de delación que resuelvan, de la misma manera que sucede en el sistema penal acusatorio, los casos que se inicien bajo el sistema inquisitivo, de manera que se obtengan resultados expeditos tal cual sucedió con el exmagistrado
• la modificación de la Ley que regula la Contratación Pública, que ha sido incorporando la inhabilitación de empresas condenadas en futuros actos públicos,
• la aprobación de las reformas al Código Electoral ya presentadas, y
• el inicio del proceso para reformar la Constitución Política, por medio de dos periodos legislativos.

Vigilantes sin dejar de ser productivos

23 enero 2017

Hemos vivido casi ocho años entre escándalos, señalamientos e investigaciones que, sin lugar a dudas, han dejado como consecuencia una sociedad agotada que hoy reclama respuestas. Las confesiones internacionales del pago de coimas a funcionarios públicos en nuestro país, reafirman la responsabilidad que tienen las autoridades actuales de emprender reformas integrales que garanticen transparencia, rendición de cuentas y pongan fin a la corrupción.

Estamos convencidos de que todos los sectores queremos adecentar el país. Por ello, debemos ser vigilantes y exigir que se investigue, se condene y se dé a conocer quiénes son los responsables del saqueo al erario, tanto en éste como otros casos. Sin embargo, queremos ser muy enfáticos en que también tenemos que procurar que nuestras acciones no debiliten aún más la institucionalidad y el desarrollo del país. En Panamá hay mucho por hacer y, para superar los retos y lograr el ritmo de crecimiento proyectado para este año, es necesario que nos pongamos a trabajar y no dejemos que toda la atención se desvíe de otros temas de prioridad nacional.

La polarización que vivimos es peligrosa. Al paso que vamos, los ciudadanos honestos evitarán cualquier cargo público y, tal como lo hemos advertido en varias ocasiones, estamos arando el camino para que falsos caudillos asuman el poder como ha sucedido en otros países de la región.

En la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá hemos trabajado por Panamá desde hace más de un siglo, y lo continuaremos haciendo para restablecer los valores morales y éticos de nuestra nacionalidad y aprovechar el futuro brillante que todos anhelamos y que Panamá se merece.

2017, dinamismo y oportunidad

19 diciembre 2016

A pesar de la desaceleración experimentada local e internacionalmente, la economía panameña mantuvo un crecimiento positivo, el cual estimamos cierre el año en 5.0%, fundamentado en los sectores que mantuvieron el dinamismo, compensando aquellos que experimentaron mayores dificultades.

Los obstáculos presentados en el 2016, han sido señalados por nuestro gremio con anterioridad y son ampliamente conocidos, sin embargo, conviene reflexionar sobre los factores que pueden ser modificados por las autoridades, y sobre los cuales ya se han tomado acciones, con la colaboración del sector privado, a fin de evitar que existan nuevas afectaciones en el futuro.

El sector construcción, se vio impactado por la baja ejecución del presupuesto de inversión pública, retrasos en los pagos a proveedores y la burocracia en tramitología. En tanto, el sector turismo arrastra la sobreoferta hotelera y los efectos del retraso en el inicio de la campaña internacional de promoción turística.

Para el 2017, nuestro Centro de Estudios Económicos prevé que el Producto Interno Bruto crecerá en 5.6%, proyectando que, a partir de ahora, se empezará a ver, nuevamente, un repunte en la dinámica económica nacional, en parte, por la ejecución de obras de infraestructura que el gobierno debe ejecutar de manera diligente, proyectos importantes que la empresa privada está liderando, como la minería y generación eléctrica y la influencia de un escenario positivo a nivel internacional.

De cara al nuevo año, en materia institucional, recuperar la confianza ciudadana en la clase política continúa siendo uno de los mayores desafíos a los que nos enfrentamos. Siendo el 2017 el último año antes del inicio de la próxima campaña política, hacemos un llamado a las autoridades de los tres Órganos del Estado a acelerar el paso en sus actuaciones, en estricto apego a la legalidad, y emprender políticas a largo plazo que subsanen genuinamente las preocupaciones de la población y el sector privado.

Jorge García Icaza

Presidente CCIAP

Panamá, puente del mundo

12 diciembre 2016

Desde su descubrimiento, Panamá ha sido conocido como un país de tránsito en el que han convergido todas las razas. En cada episodio de la historia nos hemos caracterizado por ser un país hospitalario. En virtud de lo anterior, lamentamos profundamente las manifestaciones de rechazo hacia los extranjeros que aspiran radicarse dignamente en esta nación, cumpliendo con lo que establecen las normativas, aportando al engrandecimiento de Panamá y buscando oportunidades, que en muchas ocasiones son limitadas en sus países de origen.

Producto de las olas migratorias que llegaron a Panamá en diferentes hitos en la historia del país, la mayor parte de los panameños tenemos ascendencia extranjera. Nuestros antecesores, en algún momento de la historia se enfrentaron a inconvenientes para educar a nuestras familias y estabilizarse, por lo que consideramos esta falta de tolerancia como un comportamiento extraño a la vocación que ha mantenido el país a lo largo de los años.

Recordemos que la inversión extranjera directa y las empresas multinacionales son fuente de empleo y desarrollo económico, por lo que la estabilidad social y política es fundamental para mantenerla.

Por otra parte, hacemos un llamado a quienes buscan hacer de Panamá su patria, así como a las empresas que abren sus puertas a capital extranjero, a cumplir con lo que ordena la Ley y mantener el mismo grado de tolerancia y respeto hacia nuestro país, costumbres y sus habitantes.

Considerando que las fronteras entre países son cada día menos evidentes, apelamos a que se revisen las políticas migratorias del país, pues, por ejemplo, a fin de garantizar el crecimiento nacional en beneficio de todos, teniendo presente que somos “puente del mundo, corazón del universo”.