“Agenda País 2019-2024” para fortalecer propuestas electorales

2 julio 2018

Siguiendo nuestro compromiso de pasar de la crítica y las quejas a las acciones factibles, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá en alianza estratégica con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), presentó el proyecto Agenda País, en la edición 2019 -2024, con el propósito de fortalecer las propuestas de carácter gubernamental que sean presentadas a los panameños de cara al torneo electoral del próximo año.

Como en las dos ediciones precedentes, nuestro gremio convoca la participación de los diversos sectores de la vida nacional, entre ellos, los partidos políticos, la sociedad civil y otros gremios – en cuatro foros temáticos, con el fin de identificar mediante un análisis exhaustivo en cada uno de estos eventos, propuestas e iniciativas para lograr una educación de calidad, revisar la seguridad social y la salud, la institucionalidad y todos sus componentes de transparencia, justicia; así como, seguridad y finalmente, nos abocaremos al análisis del crecimiento económico desde los sectores de agro, logística, turismo y comercio. Todo esto con un enfoque sostenible y alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

La iniciativa comprende sesiones de diálogo e intercambio de ideas entre los asistentes a los encuentros temáticos, con el fin de formular las recomendaciones que fundamenten el documento Agenda País 2019 – 2024, el cual se presenta posteriormente a los candidatos presidenciales y cuyo contenido orienta el debate público, sostenidos entre estos, y que, con el aval del Tribunal Electoral, organizaremos en el mes de abril.

Se espera que los candidatos suscriban, como compromiso de Estado, dichos contenidos en su carácter programático. Componente esencial de este proceso es la etapa de monitoreo del cumplimiento, por parte del gobierno electo en los referidos comicios generales, de la Agenda País 2019 – 2024, seguimiento que se realizará igualmente articulado con la participación del PNUD.

Cabe destacar que los temas de Agenda País 2019 -2024 fueron seleccionados de acuerdo con consultas hechas entre los sectores representados en la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá; al igual que, con base a las últimas encuestas públicas, que además de profundizar como diagnóstico en las realidades actuales del país, recogen las aspiraciones y expectativas de los panameños sobre la gestión del próximo gobierno.

Producto de nuestra trayectoria y experiencia empresarial en los temas de interés nacional y conscientes del desafío de nuestro país en lograr el pleno desarrollo, que permite el crecimiento sostenible y prosperidad para todos los ciudadanos, reiteramos el compromiso de presentar propuestas que lleven a las acciones y en esta ocasión dar un seguimiento científico a las mismas.

Gabriel Barletta

Presidente CCIAP

Seguridad jurídica: garantía de inversiones

25 junio 2018

La seguridad jurídica es un componente significativo de la competitividad de un país, y determinante en la captación de inversiones extranjeras, como es el caso de Panamá de cara a la necesidad de generar nuevas y crecientes fuentes de empleo.

Las licitaciones públicas internacionales permiten evaluar la seguridad jurídica de una plaza específica, por cuanto muestran su desempeño en materia de transparencia, seriedad administrativa y fortalezas institucionales.  Son estos los países que logran atraer a inversionistas importantes porque ven ellos confianza, estabilidad y seguridad para sus capitales.

En ese sentido, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá hace un fuerte llamado a salvaguardar nuestra competitividad como país. En el Índice de Competitividad Global 2017 – 2018 publicado por el Foro Económico Mundial, se vio reflejado cómo el país ha perdido competencias en áreas que antes eran pilares de nuestras fortalezas.

Seamos cuidadosos, no transformemos el índice de seguridad jurídica en uno de los peores calificados, con licitaciones públicas de interés nacional que dejan muchas dudas sin responder y se esparcen sospechas que solo sirven para avivar suspicacias venenosas. También en esto el país necesita conocer, si existen, anomalías para investigarlas y exigir responsabilidades por ellas.

Qué sentido tiene organizar estos procesos; establecer reglas de juego supuestamente caracterizadas por la seriedad y la transparencia; convocar potenciales inversionistas; homologar criterios de participación, y designar comisiones evaluadoras integradas por profesionales de prestigio, si luego, de manera sorpresiva, se da vuelta al tablero para regresar al punto de partida desde cero.

De igual modo, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá insta a que se acaten los dictámenes de la Corte Suprema de Justicia con relación a proyectos de inversión millonaria cuya ejecución aguarda a que funcionarios del Estado atiendan reiterados fallos de dicha instancia de justicia sobre ese particular.

Nuestro gremio destaca la necesidad de fortalecer la institucionalidad del país mediante la observancia puntual de las normas que garantizan el Estado de Derecho. Con ello, promoveremos un clima de seriedad institucional que apalanque nuestro desarrollo con inversiones crecientes, generadoras de riqueza, a través de nuevas y mayores fuentes de empleo.

Gabriel Barletta
Presidente CCIAP

Visión global para dinamizar la economía

18 junio 2018

Aceptado el diagnóstico de la debilidad de algunos sectores productivos en la actual coyuntura, y de frente al crecimiento que finalmente tenga este año nuestra economía, es necesario plantearse la urgencia de adoptar políticas que incentiven el desempeño de áreas como el turismo, la construcción y el comercio interno.

Para pasar a las acciones, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá trabaja en la búsqueda de fórmulas ganar-ganar con nuestros socios comerciales, especialmente con mercados estables.

Por una parte, estamos en plena preparación para el inicio de las negociaciones de un tratado de libre comercio con la República Popular China. Desde el gremio, hemos iniciado los acercamientos con nuestra membresía, explicando el proceso y entendiendo las posiciones de cada sector, para poder representarlos de la mejor manera y aprovechar las oportunidades que se generen de esta relación entre ambos países.

Además, continuamos promoviendo el intercambio comercial con el gran mercado asiático. Así, este fin de semana recibimos a más de 70 fabricantes del Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional, con quienes presentamos en nuestro país la primera “Quality China – Zhejiang Expo 2018”.

Asimismo, hemos iniciado conversaciones con la Cámara de Comercio de Bogotá, a fin de establecer un plan conjunto dirigido a impulsar la suscripción de un acuerdo entre Panamá y Colombia que permita superar el diferendo surgido por las medidas restrictivas adoptadas en su momento por el gobierno colombiano.

De igual modo, se busca la suscripción de un acuerdo entre la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá y Corferias de la Cámara de Comercio de Bogotá, que potenciaría las ventajas competitivas de nuestro país para la atracción de eventos feriales y convenciones de magnitud similar o superior a la de Expocomer, lo cual representaría un impacto económico significativo con efectos multiplicadores.

Mientras, en el plano nacional, buscamos impulsar nuestro ingreso a la Alianza del Pacífico, plataforma multilateral que viene arrojando resultados altamente positivos para sus miembros, con horizontes aún más promisorios en virtud de nuestro acercamiento y relaciones plenas con países asiáticos.

Reiteramos la naturaleza emprendedora de este gremio y sus miembros, la cual busca hacer de la actual época una oportunidad para afirmar, o reenfocar, sus empeños productivos, fortaleciendo a la empresa privada como eje generador de trabajo y prosperidad del país.

El desafío de erradicar la corrupción

12 junio 2018

Las revelaciones del Contralor General de la República sobre auditorías practicadas en planillas de la Asamblea Nacional, además de confirmar las aprensiones de los ciudadanos acerca del manejo dado en dicho Órgano del Estado a recursos públicos, justifican el reclamo general para que, de una vez por todas, se produzcan los cambios a todos los niveles que lleven a erradicar la corrupción y la impunidad en el país y que nos orienten afianzar nuestra democracia amenazada por estos males endémicos.

Esgrimir argumentos que pretenden mantener cualquiera de nuestros Órganos del Estado por encima de las leyes, donde todo parece indicar que personas sin función alguna o ejecución de trabajo que merezca remuneración lo han recibido, es tan injustificable como perverso.

Una de las razones que llevan a exigir una auditoría exhaustiva y hasta las últimas consecuencias de estas conductas, es justamente salvaguardar el honor de quienes realmente llevan adelante un trabajo esforzado, digno y honrado.

A luz de lo ya visto, está demostrado que el mal de todo esto es de carácter endémicamente sistémico y arrastrado por décadas, en virtud del carácter clientelista del vigente modelo para elegir a los miembros de nuestro parlamento. De allí la urgencia con que dicho sistema, biológica y culturalmente opuesto a la apertura, la transparencia y la redición de cuentas, pretende salir al paso de toda acción fiscalizadora que busque claridad sobre sus procederes.

La impotencia agobia a la sociedad panameña con este nuevo escándalo que se suma a la lista de supuestos actos de corrupción desde diferentes instancias del Estado. Y lo más triste de todo, comprobar que ingentes recursos, necesarios para solucionar grandes problemas nacionales, van a parar a los bolsillos de los corruptos.

Todo lo anterior lleva a la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá a exigir que, lejos de levantar obstáculos a la gestión de la Contraloría General de la República, se le permita llevar a cabo las investigaciones pertinentes en todo lo amplio de su jurisdicción y que las mismas se extiendan a todos los rincones del Estado, tal y como lo manda la Constitución.

Hoy como ayer, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá alza su voz; al igual que hace tres décadas cuando formamos la Cruzada Civilista. Una vez más hacemos el llamado a unirnos con responsabilidad y conciencia ciudadana exigiendo un alto a los desmanes del poder político de todos los Órganos del Estado; así como un alto a la impunidad, la cual no toleraremos.

Exigimos el cumplimiento de lo que ordena la Constitución Política de la República de Panamá y sus leyes, a fin de que se haga Justicia de forma efectiva, honesta y transparente, por ello estaremos atentos para alcanzarlo.

Gabriel Barletta
Presidente CCIAP

20 mayo 2018

De manera frecuente se habla de la conveniencia de impulsar el turismo como una actividad con el potencial suficiente para dinamizar la economía. No obstante, los argumentos suelen ser más de carácter intuitivo y aspiracional, sin reconocer en dicho factor todos los valores intrínsecos y agregados que han hecho de varios países verdaderas potencias turísticas. Es hora de que Panamá camine en esa dirección.

El desarrollo del turismo en estas dimensiones demanda de la participación de los empresarios panameños. Si bien actualmente no existe una bonanza, los tiempos difíciles marcan oportunidades.

En esta línea se enmarca EXPO TURISMO INTERNACIONAL 2018, iniciativa compartida por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, la Cámara Nacional de Turismo de Panamá y la Autoridad de Turismo de Panamá, que espera alcanzar la concertación de más de mil citas de negocios entre sus expositores y compradores, el próximo 25 y 26 de mayo.

Al llegar a su novena edición, este evento ferial recibirá más de 250 compradores enfocados en el segmento “MICE” (Meeting, Incentives, Conferences and Exhibtions/Events), provenientes de África, América Latina, Asia, Medio Oriente y todo el continente europeo.

La feria reunirá, en 140 módulos, a expositores de América Latina, Asia, Europa, el Caribe y principalmente de Panamá, donde figuran empresas nacionales e internacionales especializadas en diferentes áreas del turismo: líneas aéreas, operadores turísticos, hoteles y resorts, bureaus de convenciones, agencias de viajes, centros comerciales, entre otros.

El programa respectivo comprende giras técnicas y turísticas para los mayoristas internacionales, con el fin de que conozcan de primera mano la infraestructura y bondades de nuestro país.

En el ámbito gubernamental, hay que reconocer que el turismo se gestiona con rango ministerial, lo que impone un abordaje de Estado para los asuntos del sector. Pero el tema requiere todavía – y mucho más en una perspectiva a mediano y largo plazo – de un verdadero compromiso nacional que lleve a institucionalizarlo con carácter estratégico para el país.

Consideramos, que una de las grandes iniciativas de esta administración en ese sentido, ha sido el Fondo Mixto destinado a este sector, por lo que se hace imperativo que el mimo entre en ejecución a fin de empoderar al turismo como factor estratégico de nuestro progreso y bienestar colectivo.

Gabriel Barletta

Presidente CCIAP

Las entidades no deben exceder sus funciones

14 mayo 2018

Entre las razones que asisten a los panameños para dotarse de una Constitución renovada y verdaderamente moderna, está el régimen orgánico del Legislativo. Tal vez, ningún otro parlamento atiende asuntos ajenos a la formulación de leyes, como la Asamblea Nacional de Panamá.

De estas instancias se espera que cumplan con la función para la cual fueron elegidos sus miembros. Es decir, legislar en bien del interés común mediante la expedición de leyes que, además de contribuir a la consolidación y fortalecimiento del Estado de Derecho, actualicen y modernicen de manera permanente las normas nacionales, de acuerdo con el avance internacional de  las diversas materias objeto de su trabajo institucional.

Por razones no consideradas en nuestro ordenamiento constitucional, durante las últimas administraciones y en ejecución de los respectivos presupuestos generales del Estado, los diputados de la República llevan a cabo tareas distintas con el manejo discrecional de fondos públicos.

A la indignación original de los ciudadanos, tras conocerse la existencia de una planilla inflada destinada a los salarios de colaboradores inmediatos de los diputados, cubiertos con eufemismos cosméticos, ahora se confirma –a través de investigaciones periodísticas– que existen otras tres planillas utilizadas para pagar emolumentos en el extrarradio de la mencionada Asamblea.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá considera que ha llegado el momento de frenar estas prácticas, las cuales, más allá del orden legal, pervierten moralmente el tejido social; menoscaban la credibilidad de los ciudadanos en las instituciones de la República; y dilapidan recursos generados por empresarios y trabajadores panameños.

De igual modo, las diversas entidades gubernamentales están obligadas a observar la transparencia que imponen nuestras leyes vigentes, al tiempo que los ciudadanos han de exigir de aquellas una puntual rendición de cuentas por sus desempeños respectivos.

En ese sentido, todos los llamados a esclarecer estas acciones deben actuar de forma transparente, firme y ágil. Los panameños exigimos respuestas y acciones claras.

Gabriel Barletta

Presidente CCIAP

Compromiso histórico con la empresa privada y el país

29 abril 2018

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) llevó a cabo el jueves pasado, el traspaso de mando de su directiva, reafirmando su compromiso histórico con los intereses de desarrollo de la empresa privada y del país.

A lo largo de 103 años, nuestro gremio se ha caracterizado por tutelar, postular, promover y defender los valores de la libre empresa como elemento sustancial de la vida en democracia; ya que esta no se concibe sin que los individuos puedan emprender la producción de bienestar, prosperidad para sus familias; así como, progreso y desarrollo para sus países, a través de la promoción de inversión y generación de empleo.

Esa filosofía, asentada sobre un compromiso permanente con el engrandecimiento del país, ha marcado el camino de la CCIAP a través de los tiempos y seguirá haciéndolo con la voluntad de trabajar cada vez con el gobierno nacional en el sostenimiento de la democracia como la mejor fórmula para impulsar el desarrollo nacional.

La conjunción de esfuerzos público y privado podrá llevarnos en todo momento a encontrar las respuestas que demanden las grandes dificultades que puedan presentarse. Es en esa dirección que nuestro gremio insta a los actores de la vida nacional, enfrentados cíclicamente en crisis que suelen paralizar la capacidad anímica y productiva del país, a buscar soluciones sin repartir culpas a diestra y siniestra.

Termina un periodo en el que la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá se mostró propositiva tanto ante los retos como los malestares que aquejan al país.

Al iniciar una nueva gestión presidencial en nuestro gremio, somos conscientes del rol que debemos seguir cumpliendo. Así, en unos meses formularemos el proyecto AGENDA PAÍS, a través del cual compartiremos con los equipos de los aspirantes a la presidencia de la República la visión de la empresa privada acerca del presente y el futuro inmediato de Panamá.

De igual modo, además de atender nuestras responsabilidades gremiales, observaremos de manera puntual el cumplimiento que la Constitución y nuestra institucionalidad republicana exigen de los Órganos del Estado, con el fin de estar a tono con los conceptos de competitividad que determinan el desarrollo de las naciones.

Gabriel Barletta
Presidente CCIAP

Una negociación con impacto para todos

23 abril 2018

La declaratoria de huelga no es el ideal de un proceso de negociación laboral. Sin embargo, es una garantía que provee nuestra Constitución. Con independencia del resultado final que traigan las conversaciones CAPAC – SUNTRACS sobre una nueva convención colectiva, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá insta a que se mantenga la mesa de negociación, como hasta ahora, bajo los conceptos de diálogo y sin que esto afecte el desarrollo de la vida del país y los derechos de terceros.

 

El logro de lo anterior pasa a su vez por sopesar los mayores intereses de Panamá, los cuales incluyen de manera prioritaria tanto la preservación de las actuales plazas de trabajo, como la generación de muchas más para responder al desempleo existente en el país. Debe observarse que el crecimiento económico nacional está determinado en la actualidad por el avance de actividades conexas al transporte, la logística y la comunicación, mientras otras están en decrecimiento, entre ellas la construcción.

 

La sociedad nacional reconoce sin reserva alguna el derecho que asiste a los trabajadores sindicalizados de negociar su convención colectiva dentro del marco legal aplicable.  Por otra parte, es oportuno recordar que el ejercicio anterior de tal derecho resultó en cuatro años donde el trabajador de la construcción logró importantes aumentos salariales y beneficios únicos para el sector que representan.

 

Lo anterior se dio en el marco de un contexto económico muy diferente. Actualmente, vivimos el efecto de una economía en desaceleración, por lo que pretender un aumento excesivo del salario, más las correspondientes prestaciones de la industria tan solo traería consigo un mayor impacto a este proceso y un inoportuno aumento al precio final de la vivienda.

 

Es importante entender que lo que se logre en esta negociación tendrá repercusiones en la mayor parte de los sectores de la economía y la población. Confiamos en que las negociaciones se llevarán adelante con la voluntad de las partes a fin de allanar el camino para el logro de una solución razonable.

 

Nuestro gremio espera que de los acuerdos que se logren salga fortalecido el propósito de alcanzar las metas de progreso y bienestar, en equidad, a las que aspiramos los panameños todos.

La CCIAP renueva y fortalece su institucionalidad

25 marzo 2018

En cumplimiento de lo dispuesto en sus estatutos, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) lleva a cabo, este 27 de marzo, las elecciones con el fin de escoger sus cuadros directivos para el período 2018-2019. El cierre de las postulaciones correspondientes tuvo lugar el pasado 2 de marzo.

Concurren a esta consulta interna candidatos a dirigir 15 grupos en representación de los diversos sectores productivos privados del país, los cuales a su vez representan a las mil ochocientos empresas que en la actualidad integran la Cámara. El empresario Gabriel Barletta es candidato único a la presidencia de la CCIAP.

Además de desarrollar anualmente actividades dirigidas a apoyar la labor de sus empresas miembros, el gremio organiza talleres, seminarios, presentaciones especiales y gestiona impulsos diversos.

 

La organización gremial se ocupa de manera permanente, a través de los grupos representados en la Junta Directiva, de monitorear el desempeño de los diferentes sectores económicos del país, las relaciones de la empresa privada con las entidades del Estado y de observar y analizar el impacto de las políticas públicas en el ámbito de su quehacer institucional.

 

Desde hace 103 años la CCIAP trabaja por el engrandecimiento del país y la ética empresarial, y actúa de manera comprometida en la defensa de la democracia y la promoción de valores que contribuyan al progreso de la sociedad nacional, en equidad y con justicia plena. También establece instancias permanentes o temporales para el abordaje de situaciones o casos especiales, como el Observatorio del Sistema Judicial de Panamá, en asociación con la Usma y la Comisión de Justicia y Paz.

 

En la actualidad, el principal gremio del sector privado postula la recuperación de la institucionalidad republicana, de manera que las elecciones generales de 2019 se lleven a cabo en un clima de armónica tranquilidad y no se altere de manera alguna la paz social que le ha permitido al país alcanzar índices económicos sobresalientes en la región.

 

Con la amplia participación de sus miembros, la organización saldrá fortalecida de las elecciones mencionadas para continuar siendo promotor del desarrollo y colaborador del acontecer nacional.

Paz social y productividad económica

11 marzo 2018

Hasta los comicios de 2014 la organización de las elecciones para renovar las instituciones del país halló confianza entre los ciudadanos en virtud de la manera planificada y finalmente exitosa en la cual se desarrollaron dichas consultas.

No es lo que sucede en la actualidad cuando, a meses contados de la cita en las urnas en 2019, se percibe desconcierto en el entorno con demandas de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema contra contenidos del Código Electoral y gran número de denuncias por violaciones supuestas a la vigente veda electoral, en aspectos relativos a las campañas publicitarias proselitistas. Si esto último es resultado del desconocimiento de las nuevas normas introducidas, corresponde al Tribunal Electoral ampliar y profundizar una divulgación pública adecuada para no facilitar excusas que permitan a algunos alegar ignorancia en dicha materia.

Por otra parte, un pobre servicio le presta a la democracia quienes diciendo defenderla recurren a la denuncia irresponsable de situaciones o conductas que no constituyen ni siquiera faltas lamentables, lo que además de confundir a los ciudadanos, distrae tiempo valioso de las entidades encargadas de atenderlas.

A su vez, las organizaciones políticas que aspiran a participar en las próximas elecciones, y los candidatos independientes, deben observar los dictámenes y alcances del Código y la Ley Electoral, puesto que están llamados a cumplir las reglas de juego establecidas para garantizar un torneo participativo y respetuoso.

Además, tales fuerzas políticas deben asegurar que la competencia por la conducción del país se aparte de la confrontación, la diatriba, el insulto y la descalificación y se distinga, en cambio, por la riqueza de sus respectivas propuestas en beneficio de los intereses de la sociedad.

La tónica vista durante este período previo marcará el grado de normalidad que los panameños viviremos durante el ahora muy breve tiempo de la campaña electoral en sí misma. La estabilidad social es factor indispensable en los diversos órdenes del quehacer nacional y en especial para el desempeño exitoso de los sectores que impulsan el desarrollo económico del país.

Inocencio Galindo de Obarrio
Presidente CCIAP